Catalana Boutique de vinos, es una propuesta local en Morelos que ofrece una interesante curaduría de vinos y destilados enfocada en el origen, la calidad y el impacto ambiental, social y cultural de los productos ofrecidos. Evidencia Estudio fue comisionada para rediseñar la narrativa digital (editorial, gráfica y visual) de este innovador proyecto.

Así, comenzamos por la invención de un concepto que resume los valores destacados de la tienda: «el buen beber». Catalana Boutique de vinos está cultivando el buen beber. ¿Y cómo es esta práctica? Es responsable y sensible, está ligado al auto-cuidado y al cuidado de los demás. Es selectivo y promueve el consumo de vinos y destilados de alta calidad. Es saludable. Es, idealmente, amigable con el medio ambiente y es consciente del origen de las bebidas y de la forma en que el proceso impacta ecosistemas. Es un acto que privilegia el consumo de lo local (en gran medida de lo hecho en México) y prefiere lo artesanal sobre lo industrial. Sobre todo, es un acto que se comparte y verdaderamente se disfruta.

Catalana Boutique de vinos se inserta en el complejo contexto de Cuernavaca y Tepoztlán en Morelos, dos espacios que atraen a un turismo altamente tóxico, donde el consumo de alcohol está ligado a la falta de otras formas de recreación; especialmente entre las comunidades jóvenes. Sin embargo, es posible incentivar otras forma de aproximarse a este producto, con un enfoque lo menos nocivo posible.

Tepoztlán, Cuernavaca y Morelos, en general, pueden conceptualizarse como sitios donde es posible cultivar experiencias sensoriales muy particulares porque el paisaje es hermoso, el clima perfecto, la comida increíble; siempre y cuando estas experiencias no dañen a la población local, al medio ambiente y hasta a los mismos turistas y/o jóvenes que buscan recreación. La visión que tiene Catalana Boutique de vinos abona a esta posibilidad. Catalana busca mostrarse, genuinamente, como un proyecto, más que un negocio, que promociona un producto que incidentalmente, en nuestro país se hace muy bien y con altos estándares de calidad y cuidado al entorno: el vino.

Con todo esto en mente se ha articulado una nueva forma de presentar la marca, a través de sus plataformas de redes sociales digitales, aprovechando un diseño inspirado en los valores que derivan del «buen beber» y una serie de fotografías de producto que destacan la enorme calidad de lo que se ofrece en Catalana.